Decálogu de RomanArmy.eu

  1. RomanArmy nació nel 2016 como un colectivu d’investigadores interesaos na arqueoloxía del conflictu y nel estudiu del procesu de conquista del NW Ibéricu por parte de Roma. Nesta lliña, pretende conxugar competencies, conocimientos y sinerxes pa explorar víes nueves d’investigación na experimentación y na innovación, pero tamién nel rigor científicu y na calidá de la investigación.
  2. RomanArmy nun se constitúi como un grupu d’investigación formal dientro d’una estructura universitaria o d’un centru d’investigación en particular, independientemente de que dalgunos de los investigadores que lu integren puedan desenvolver la so actividá nestos ámbitos. D’esti mou, el colectivu nun quier recorrer les fontes de financiación convencionales propies d’esta clas de grupos (planos autonómicos, ministeriales o europeos de I+D+i), de manera que ye autónomu, autosostenible y manteníu pol esfuerzu y dedicación de los sos miembros. Únicamente podrá establecer aliances y colaboraciones puntuales con estos centros p’acciones concretes, pero siempre dende una relación d’horizontalidá y de respectu polos principios que rixen RomanArmy.
  3. RomanArmy funciona de manera descentralizada, con actuaciones propuestes polos propios miembros, aprobaes por consensu y a nes que’l restu del colectivu puede incorporase voluntariamente si lo considera oportuno.
  4. RomanArmy nun se centra solo na producción de conocimientu, tamién fai un apueste pola solcialización de la investigación. D’esta manera, abre canales de comunicación directos tanto con otros colegas del ámbitu científicu y académicu, como col públicu xeneral, procurando incorporalo al propiu procesu de xeneración de conocimientu. Por eso, RomanArmy explora víes nueves pa la difusión de los resultaos más allá de los formatos estándares de publicación académica.
  5. RomanArmy comparte una visión de ciencia democrática, dinámica, abierta, feminista y na idea de qu’esta tien de contribuyir a meyorar la sociedá por medio de la creación d’una ciudadanía más crítica y informada. Nesti sentíu, RomanArmy constitúise como una plataforma d’acción científica que, apesar del so alcance limitáu y posibilidaes como colectivu, desborda munches de les problemátiques burocrátiques, alministratives y de xestión que nestos momentos afueguen una parte bona de les instituciones académiques y científiques.
  6. El día a día de RomanArmy básase nun debate abiertu y propuestu en términos de llibertá, igualdá, horizontalidá y democracia ente los sos miembros, y a la vez ente estos y la sociedá en xeneral. Esti debate fundaméntase nel intercambeo d’idees, na busca de consensos y nel aprendizaxe colectivo, lo que refuerza’l compromisu d’honestidá y transparencia del grupu. Permítenos escuchar, dudar, opinar, concienciar y aprender na llibertá y na multivocalidá.
  7. RomanArmy apuesta claramente pol respectu a la diversidá de pensamientu, que vien fundamentao pol carácter interdisciplinar, heteroxéneo y frecuentemente heterodoxo del grupu, conformáu por investigadores procedentes de disciplines, tradiciones investigadores y zones xeográfiques diferientes y que tienen intereses distintos. Esti bagaxe vital nun determina l’establecimientu d’hierarquíes, sinon que s’alcuentra al serviciu del bien común y del pensamientu plural.
  8. RomanArmy ye un colectivu nativu dixital que s’empapa del carácter inmediato y interactivo qu’implica esti conceptu, lo que nos permite abrir diálogos francos cola ciudadanía siguiendo los principios de la ciencia pública n’abierto. Apostamos por una visión más abierta de la propiedá intelectual como un bien públicu y adoptamos una ética hacker na nuestra relación cola tecnoloxía: reinterpretándola, reinventándola y explorando usos nuevos tanto pa la investigación como pa la comunicación del procesu científicu.
  9. RomanArmy entiéndese como un colectivu transdisciplinar, en construcción permanente y portanto cambiante, pero siempre basáu nunos principios éticos y de compromisu social bien definíos que tán atendíos nesti decálogu.
  10. RomanArmy nació nos márxenes de l’Academia, como una anomalía nel sistema. Con irreverencia utópica, constitúise como modelu meta-académicu. Bebe d’un activismu latente envueltu en desenfadu. RomanArmy autodefínese como colectivu d’investigación con arquitectura de WhatsApp.