Un paisaxe arqueolóxicu inundáu: Aquae Querquennae (Ourense)

port

El 5 de xunu del 1921. España mira con cansanciu la escalada de violencia colonial qu’acabará col renombráu desastre d’Annual. La situación, como ye normal, resuena na Galicia rural como un eco tovía más llonxanu, onde los días finales de la primavera nun conocen otra revolución que l’orbayu que cai dacuando. Sicasí, el sitiu tranquilu de “A Cibdade”, na oriella norte del ríu Limia, recibe una visita poco habitual. Esta vez nun van a escavar solo los vecinos de Portoquintela o Baños de Bande, acérquense tamién cuatro figures particularmente bien vestíes. Trátase de los ourensanos Ramón Otero Pedrayo, Florentino López Cuevillas y Vicente Risco, intelectuales galleguistas destacaos que lleguen acompañaos del avogáu Farruco Pena, natural del conceyu de Bande.

Miembros del Seminario de Estudos Galegos en 1928, en las Ruinas de San Domingos de Pontevedra. De izquierda a derecha, R. Otero Pedrayo, F. López Cuevillas y V. Risco. Fuente: Fundación Otero Pedrayo.
Miembros del Seminario de Estudos Galegos nel 1928, nes Ruinas de San Domingos de Pontevedra. D’esquierda a derecha, R. Otero Pedrayo, F. López Cuevillas y V. Risco. Fonte: Fundación Otero Pedrayo.

El mal tiempu nun-yos quita l’afán y, n’acabando la xornada, la cata abierta polos vecinos dexa destapáu un muru bien fechu y dalgunos restos cerámicos. Al parecer, ye lo normal nel sitiu, pero abondo pa que nel númberu 5 da revista Nós los intelectuales aventuren tar nos restos de la mansio “Aquis Querquennis” mencionada pol Itinerariu d’Antonino.

Artículo de López Cuevillas en el número 9 de la revista Nós.
Artículu de López Cuevillas nel númberu 9 de la revista Nós.

Otra visita nueva unos pocos meses depués (09/10/1921), tovía permitirá aumentar estes expectatives optimistes. La escavación d’una “zanxa” más grande permitirá atopar una cerca imponente. Esto, xunto a la gran extensión pela que se documentaben les evidencies arqueolóxiques, fairá que Cuevillas asegure nun númberu nuevu de Nós que tábemos delantre d’una ciudá “romana ou celto-romana”. A partir d’entós, el xacimientu va pasar a formar parte de los catálogos eruditos habituales de la época y incluso entrará nel “tour” que realizará la Comisión Provincial de Monumentos de Orense pela zona en 1935.

Construcción de la presa de As Conchas (1945). Fotos tomadas de
Construcción del embalse d’As Conchas (1945), durante la que morrió un trabayador enterráu pol hormigón, según afirmen. Fotos sacaes d’equí.

Con too y con ello, nun se van producir intervenciones arqueolóxiques nueves durante estos años. L’entamu de la Guerra Civil (1936-39) complicó cualquier empresa nesti sen. Per un llau, depués de la guerra producióse la desarticulación de les elites intelectuales gallegues; per otru, asistimos a un escenariu nuevu onde polítiques y necesidaes diferentes sobrepunxéronse al interés cultural, ecolóxico o patrimonial. Como asocedió en munchos otros sitios, entre los planes del gobiernu franquista contemplábase la construcción d’un embalse n’As Conchas y la inundación d’una parte importante del valle del ríu Limia.

inaug
Inauguración del embalse por F. Franco nel 1949 (esquierda). L’embalse y les casetes del Poblado de As Conchas nel 1957 (derecha).

Nel 1948 el llugar de Baños de Bande yá taba embaxo l’agua. Los sos vecinos fueran reubicaos n’instalaciones provisionales y una corriente d’expropiaciones, repartos y reparcelaciones de tierres punxera pates arriba la rexón. La revisión de les Series A (1945-46) y B (1956-57) del Vuelu Americanu permítenos comprobar el tamañu físicu d’estos cambios, pero nun s’alteró solo esti espaciu: d’un día pa otru reventaron les dinámiques socioculturales d’un bon númberu de comunidaes rurales.

Sitios arqueolóxicos en relación col embalse d’As Conchas, sobre ortofotos de los vuelos USAF 1946 y 1957.
 ·

Polo que-y toca al padremuñu arqueolóxicu, l’agua del embalse tapó dafechu’l xacimientu de “A Cibdade”, amás d’una parte importante del trazáu de l’antigua Vía Nova (o XVIII) que comunicaba Braga y Estorga. Tovía más, a pocos metros d’As Conchas taba A Pontepedriña, una ponte romana que yera fonte d’una tradición oral rica. La estructura declarárase Monumento Histórico-Artístico y restauráranla en 1944, pero eso nun la salvó de la destrucción al poco tiempu. Y depués, el silenciu. El tiempu encargóse de dir borrando les marques que tovía se víen nel territoriu hacía’l 1956 y, amodo, escaecióse’l ricu padremuñu arqueolóxicu local.

A Pontepedriña en 1900 (izq.), 1943 (centro) y 2000's (der.)
A Pontepedriña nel 1900 (esquierda), nel 1943 (mediu) y nos 2000’s (derecha). Fotografíes alcontraes equí.

Nun se retomarán les escavaciones arqueolóxiques en “A Cibdade” hasta’l 1975. Les intervenciones siguieron hastasagora con A. Rodríguez Colmenero, F. Herves Raigoso y S. Ferrer Sierra al cargu de la dirección. Hoi sabemos qu’en Bande existió un fuerte romanu de la época altoimperial –el que se conoz meyor de tola Península Ibérica–, amás d’un aglomeráu civil importante. Trátase, con too, de trabayos a los que nun-yos falta peligru nin incomodidá, porque dependen muncho del nivel de l’agua del embalse. Les fotografíes aérees recientes amuestren esto claramente.

El fuerte romanu de Bande nel 2006 y nel 2014.
 ·

Aunque la Fundación Aquae Querquennae-Via Nova desenvolvió un llabor importante de conservación y puesta en valor de los restos arqueolóxicos de la zona, la existencia del embalse dificulta cualquier intentu de desenvolver un proxectu ambiciosu pal conocimientu del paisaxe arqueolóxicu globalmente. Amás, monumentos como A Pontepedriña tán prácticamente afaraos y  les iniciatives pa la so recuperación acabaron fracasando. Afortunadamente, a otros sitios arqueolóxicos interesantes de la contorna, como los castros vecinos de Lobosandaus o Rubiás, nun los afectó esti procesu y podríen ayudanos enormemente a comprender les transformaciones vivíes na rexón cola llegada de les tropes romanes.

El embalse de As Conchas el día de su inauguración (izquierda) y en la actualidad (derecha). Fotografías recogidas aquí.
L’embalse d’As Conchas el día de la so inauguración (esquierda) y agora (derecha).

José M. Costa

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*