Homes nel monte: visiones sobre un relatu que nun tien (tanto) interés pa les muyeres

The Matrix : 3-1 vs 6-1.
The Matrix : 3-1 vs 6-1.

Depués de pasar un tiempu desque los mios seis compañeros homes dexaron el monte escribo esti post-post, ensin priesa; mientres ellos desenvolvíen el so trabayu de campu n’Asturies, yo siguía la campaña dende Braga por medio de los sos correos electrónicos y mensaxes de What’sApp. Vienme a la retina aquella imaxe última onde ellos diben contra la nublina, con un caminar pesao qu’arrastraba la cansera de los díes y, quiciabes, la pena polo qu’acaba, ciarrando una campaña que dexaba un sabor de boca prestoso y respondía dalgunes preguntes a la par qu’abría interrogantes nuevos.

Esti nun ye un espaciu d’análisis de los resultaos, d’eso encargaránse ellos. Ye un sitiu pa pensar, onde contar el recuerdu d’aquellos díes dende otres miraes que nun tán siempre presentes nel nuestru proxectu. Esti ye un post escritu dende l’otru llau, sobre homes arqueólogos y investigadores, sobre Romanarmy.eu, sobre delles carencies y mui bien d’aciertos.

Arranca la campaña. Los exploradores se adelantan a las tropas para comprobar la situación del terreno.
Encomienza la campaña. Los exploradores van per delantre de les tropes pa comprobar la situación del terrenu.

¿Qué puede pasar cuando axuntes na mesma frase arqueoloxía, campamentos, exércitu romanu, armamentu, estratexa, metodoloxía, nueves tecnoloxíes, prospección, innovación, difusión, comunicación, ciencia pública, sinerxa, entusiasmu, avidez, inmediatez, empeñu, busca, outsider, feedback, emprendimientu y ensayu? Pues salte un Romanarmy.eu (RA).

Dende’l mio puntu de vista, RA ye cuasimente una anomalía nel sistema, una Matrix pequeña nel mundu de l’arqueoloxía (¿pretencioso?), qu’intenta conciliar un espaciu d’entendimientu ente dos mundos paralelos, la realidá de l’academia y otru que ta por construyir debaxo d’unos parámetros (mou 2 de producción de conocimiento; ciencia posnormal) que nunca se llevaron a les sos consecuencies máximes. Quiciabes sea una afirmación presuntuosa, pero lo cierto ye qu’intenta, a partir de modelos d’investigación individuales (d’individuu) y independientes (el que correspuende a caún de los que formamos parte de RA), construyir un grupu de trabayu centráu na arqueoloxía militar romana, ensin más pretensiones (inicialmente) que trazar sinerxes, xuntar fuercies, trabayar en grupu, multiplicar potencialmente los nuestros resultaos, testar métodos de trabayu, motivanos y facelo fuera de les canales ortodoxes. Romanarmy.eu ye la nuestra matrix de l’arqueoloxía militar romana. Lo que nun sé si quier dicir algo o nada.

Tras adelantarse los exploradores, los mentores seleccionan el mejor lugar de acampada y, con los instrumentos adecuados, definen los ejes mayores del recinto y su perímetro. La X marca el lugar.
Depués de dir per delantre los exploradores, los mentores seleccionen el meyor sitiu pa l’acampada y, colos instrumentos adecuaos, definen los exes mayores del recintu y el so perímetru. La X marca el sitiu.

Tenemos varios hándicaps, igual el que sal más veces nes nuestres conversaciones ye: hai munchos Neos y poca Trinity. Esti ye unu de los problemas principales que nun ye privativu del nuestru grupu, ye un fechu corriente nel contextu xeneral de l’arqueoloxía del conflictu na Península, les muyeres que se dediquen al conflictu son poques.

Los datos son evidentes. Nel nuestru perfil de Facebook el 65% de los fans son homes enfrente d’un probe 33% de muyeres. La desproporción, en comparanza con otres páxines d’ámbitu del patrimoniu cultural y incluso arqueolóxicu a les que tenemos accesu estadísticu, ye evidente y considerable. (Muro de Medeiros: 50% muyeres, 49% homes; Croas de Niñóns: 44% muyeres, 55% homes; Proxecto Mougás: 46% muyeres, 52% homes; Sanlourenzo.net: 46% muyeres; 53% homes; patrimoniogalego.net: 46% muyeres, 52% homes; Croa do Castro de Cerqueda: 49% muyeres, 49% homes). Masque heba siempre una tendencia visible a una presencia masculina mayor (que s’invierte, bien de veces, n’otres páxines d’ámbitu cultural non arqueolóxicu), parez qu’en romanarmy.eu llevamos el premiu.

Parez que cuando se traten batayes, armes, máquines de guerra, campamentos, marches o exércitos, espertamos más l’interés masculín que’l feminín. Igual usamos llinguaxes o enfoques poco atractivos; o igual esta temática nun sea interesante pa un públicu ampliu feminín. Arqueoloxía masculina, pa públicos masculinos. Toi convencida de que pa cambiar esto, tenemos qu’incorporanos a la construcción del discursu históricu participando, dende abaxo, en proxectos sobre conflictos… o vamos siguir tando al marxe. Ésti ye un tema qu’en RA tamos intentando analizar pa buscar carriles integradores p’hacia otres edaes y xéneros. Y ésta ye otra de les coses que me presta de RA, l’esfuerzu añedíu pa identificar los nuestros déficits y intentar correxilos. Podemos facer que’l proxectu miedre de dos formes, explotando lo que funciona, solamente, o identificando carencies, pa solucionales y expandinos a otros públicos. La segunda ye una táctica más lenta, pa un plazu llargu; la primera ye cortoplacista, podemos morrer d’éxitu… pel camín, como una burbuxa qu’estampa.

Seleccionado el espacio de acampada, acotado el lugar y construido el perímetro, toca preparar el espacio interior del campamento. Lo primero, limpiar el lugar.
Escoyíu l’espaciu d’acampada, acotáu’l sitiu y construyíu’l perímetru, toca preparar l’espaciu interior del campamentu. Lo primero, llimpiar el sitiu.

Tenemos otros hándicaps, como la carencia de financiación sostenida, porque nos limitamos a poner derriba la mesa parte del nuestru tiempu y a contar, como nesta campaña, col apoyu puntual de dalguna institución[1] y alministración[2] qu’apuesten por esta lliña. O la probe internacionalización, aspectos que pueden cambiar cola situación nueva d’una parte de los integrantes del equipu, porque la metá d’ellos atomizámonos per Europa p’alantre. O el crecimientu d’una organización a demanda, asegún les necesidaes del propiu proxectu y los nuestros intereses personales; nun hubo un análisis previu que nos permitiera identificar de partida qué estructura de funcionamientu queríemos, sinón que foi la propia estructura la que que foi configurándose. Aspectos toos ellos nos que vamos siguir trabayando ¿Son estos errores de partida? Nun lo creo, porque ye una elección consciente.

Avituallamiento de la tropa y proceso de aculturación.
Abastecimientu de la tropa y procesu d’aculturación.

6a

Acampada. La montaña es nuestra.
Acampada. El monte ye nuestro.

Pensándolo bien, RA ye cuasimente’l Nabucodonosor (Nebuchadnezzar) que nos interconecta cola arqueoloxía que queremos facer, enchufaos a una simulación arqueolóxica que pretendemos allargar al traviés d’esti proxectu. Un experimentu qu’usa un conflictu como sida. RA ye más qu’eso, ye un ensayu de qué arqueoloxía queremos, de qué modelu d’investigación queremos, de qué relación horizontal queremos ente nós. Y quiciabes, lo que más me llama, sea la busca constante de llinguaxes pal entendimientu dende’l respectu y la mirada atenta polo que fai l’otru o la otra. Nun sé por qué, siguimos siendo poques, mui poques. En cualquier casu, tranquilízame qu’estes sean unes reflexiones compartíes con preocupación por tol equipu, homes y muyer.

Los instrumentos. Tras un último reconocimiento del terreno, levantaron el campamento y se dirigieron cara a otras campañas.
Los instrumentos. Depués d’un reconocimientu final del terrenu, llevantaron el campamentu y marcharon pa otres campañes.

Rebeca Blanco-Rotea

[1] Grupu d’Investigación Síncrisis de la USC o Incipit del CSIC.

[2] Conceichu de Teberga y Dirección Xeneral de Patrimoniu Cultural del Principáu d’Asturies.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*