Un teatro de operaciones en el occidente astur durante las Guerras Cántabras

Nuestra investigación muestra una especial concentración de campamentos militares en el occidente asturiano, siguiendo los mismos patrones de emplazamiento que en los escenarios localizados en Cantabria y en el oriente asturiano durante las Guerras Cántabras. Aún que la bibliografía y las fuentes históricas son muy parcas a la hora de hablar de escenarios bélicos en esta zona del occidente asturiano, las evidencias parecen indicar la existencia de una vía de penetración que puede estar asociada a las Guerras Cántabras y a la postguerra posterior.

La manera más cómoda de avanzar por el territorio asturiano es a través de determinadas sierras alargadas y de cimas poco destacadas. Es el caso de la sierra que se desarrolla desde el interior de la provincia de Lugo hasta la desembocadura del río Navia. Estas condiciones fueron aprovechadas por el ejército romano para transitar por sus cumbres, como prueban los tres castra aestiua localizados que podrían formar parte de una línea de avance del ejército durante las Guerras Astur-cántabras.

El Chao de Carrubeiro (Bual, Asturias) se levanta sobre un llano a 917 metros de altitud. Tiene una planta con forma de naipe alterada únicamente por dos retranqueos destinados a salvar una pequeña vaguada y encierra 5,5 ha. Las defensas, compuestas por un potente talud terrero, conservan tres accesos con clauicula.

A Pedra Dereta (Bual, Asturias) se ubica sobre una amplia llanura elevada sobre el conjunto de la sierra. Tiene una planta menos regular que El Chao de Carrubeiro y peor conservada por la intensa actividad ganadera. Las líneas rectas y esquinas curvas conforman el perímetro en tres de sus lados, mientras que en el Este parece haberse desarrollado una prolongación con el fin de tener acceso a un manantial.

El Pico el Outeiro (Taramunde / Vilanova d’Ozcos, Asturias) ha sido afectado por la erosión del terreno y la intensa explotación forestal del lugar. Entre los elementos documentados se cuentan dos de los cuatro lados que tenía, compuestos por un talud terrero y unidos por un esquinal curvo. En el interior se encuentra otro recinto menor, un posible castellum de unos 2.000 m².

A los tres campamentos se suma una línea en Cildadeya (Vilanova d’Ozcos, Asturias) que corta el tránsito de la sierra entre A Pedra Dereta y El Pico el Outeiro. Se trata de un talud y foso que aprovecha un paso estrecho entre una zona rocosa escarpada y un arroyo natural para bloquear el camino. A falta de materiales diagnósticos desconocemos su cronología.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*