Cuatro nuevos campamentos romanos localizados en Galicia

Acaba de publicarse en la revista científica Gallaecia. Revista de arqueoloxía e antigüidade, editada por el Departamento de Historia de la Universidade de Santiago de Compostela, el descubrimiento de cuatro nuevos campamentos romanos localizados en las provincias de Lugo y Ourense. Estos yacimientos confirman una activa presencia militar romana en el territorio de la actual Galicia y su hallazgo permite ahondar en el proceso de conquista por Roma de estos territorios. Desde 2011, cuando se dio a conocer la existencia de A Recacha (Navia de Suarna), hasta 17 nuevos asentamentos militares han sido documentados –total o parcialmente- en Galicia, estando algunos de eellos aún en la fase de estudio previa a su publicación. A ellos habría que añadir los fuertes altoimperiales de A Cidadela (Sobrado dos Monxes, A Coruña) y Bande (Ourense).

El recinto de Penedo dos Lobos.

El artículo, titulado “Hallazgos arqueológicos recientes para el estudio de la presencia militar romana en el oriente gallego” y firmado por los investigadores José Manuel Costa-García, João Fonte, Manuel Gago Mariño, Andrés Menéndez Blanco y Valentín Álvarez Martínez, recoge los seguintes recintos:

A Penaparda (A Fonsagrada, Lugo – Santalla d’Ozcos, Asturias). Este campamento de unas diez hectáreas de extensión fue excavado este mismo mes de octubre por el equipo de romanarmy.eu, en una intervención promovida por el ayuntamiento de A Fonsagrada y financiada por la Diputación Provincial de Lugo. Los arqueólogos documentaron el modo en el que el recinto fue construído por los soldados romanos, con un parapeto de piedra y tierra, así como un foso exterior.

El recinto de A Penaparda. Visualización LiDAR.

Monte de Ventín (Pol, Lugo). Se trata de un recinto de enorme extensión en forma de naipe irregular, ubicado en la parroquia de Santiago de Ventín y muy próximo al castro de Viladonga. Tiene 13,55 hectáreas y pudo haber albergado a entre 6.600 y 8.600 soldados, siendo uno de los más grandes del noroeste peninsular.

El recinto de Monte de Ventín. Visualización LiDAR.

Penedo dos Lobos (Manzaneda, Ourense). Este recinto se encuentra situado a casi 1.500 metros de altitud y muy cerca de la estación de esquí de Manzaneda. Tiene unas 2,4 hectáreas (alrededor de 1500 homes), conseva las cuatro puertas de entrada y está construído con un parapeto pétreo, siendo uno de los pocos ejemplos de la Península Ibérica de este tipo. Es, además, uno de los recintos militares romanos temporales mejor hasta la fecha.

El recinto de Penedo dos Lobos. Fotografía aérea.

Cabeza do Pau (Petín, Ourense). El recinto se encuentra las parroquias de Mones y Santoalla do Monte, a más de 1200 metros de altitud. Dispone también de un parapeto de piedra y ciñe la cima de un monte, en una posición dominante sobre su entorno. El parapeto delimita un área de 11 ha, pero la superficie útil de acampada podría ser mucho menor.

El recinto de Cabeza de Pau. Visualización LiDAR.

Los cuatro nuevos campamentos romanos revelan la dispersión de las operaciones militares romanas por todo el territorio y el movimiento de tropas militares, aunque no sea posible determinar aún las direcciones de marcha ni las misiones que afrontaban estos contingentes. Asismismo, aún no es posible verificar episodios de violencia o conflicto bélico contra la población galaica, pero conviene señalar que hallar evidencias de este tipo es sumamente difícil en el contexto de la investigación sobre la conquista romana de la Europa atlántica.

Puedes descargar el artículo en este enlace.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*